skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Frances Beinecke

Temperaturas extremas del 2012 rompen récords y nos enseñan la cara del cambio climático

Frances Beinecke

17 de Enero 2013

Enviado por Frances Beinecke

Etiquetas:
, , , , , , , , , , , , , , , ,

Este pasado julio, parado entre tallos de maíz marchitados en su granja al oeste de Kansas, Rod Berning le dijo a mis colegas, “el clima está cambiando.  Las tormentas ya no son tan frecuentes como antes. Lo habitual ya no existe.”

Berning pronunció estas palabras a mediados del julio más cálido en la historia y durante la peor sequía de los últimos 50 años en EE. UU. La sequía perdura aún después de seis meses. Muchos agricultores y ganaderos no han podido recuperar su inversión por falta de lluvia mientras que el nivel del rio Mississippi ha decaído de tal manera que pone en riesgo la navegación fluvial.

Esta sequía devastadora hará del año 2012 uno histórico. Pero fueron varios los incidentes inigualables de temperaturas extremas que golpearon nuestras comunidades el año pasado.

NRDC experts analyzed government weather data and found that at least 3,527 monthly weather records were broken for heat, rain, and snow throughout the United States last year. That is higher than the 3,251 records smashed in 2011. You can click here to see an interactive map and learn more about extreme weather in your home state.

Los expertos de NRDC analizaron los datos climáticos del gobierno y encontraron que en 2012, se batieron al menos 3.527 registros meteorológicos por el calor, la lluvia y nieve medido mensualmente en los Estados Unidos. Este número supera los 3.251 registros que se rompieron en 2011. Haz clic aquí para ver un mapa interactivo y aprender más acerca de los fenómenos meteorológicos en los diferentes estados en EE. UU.

Lo que dejan los récord superados en al área climática es sufrimiento y destrucción. Durante el verano del 2012 las temperaturas escalaron a niveles tan peligrosos que más de 100 millones de estadounidenses se encontraron bajo alertas de calor desde Brownsville hasta Nueva York. Durante el huracán Sandy las olas alcanzaron los 14 pies de altura rompiendo todas las marcas históricas conocidas para el puerto de Nueva York y contribuyendo a la muerte de 131 personas. Y hacia el oeste de los EE. UU., el tamaño promedio de los incendios forestales alcanzó niveles record y en el proceso, destruyó cientos de hogares.

En conjunto, los eventos climáticos extremos nos enseñan la cara del cambio climático. Los científicos del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR), la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) y otros grupos principales confirman que el cambio climático crea fuertes tormentas, olas de calor más potentes y sequias más agudas.

El viernes, un panel asesor federal establecido por el Congreso en 1990 para analizar la investigación climática publicó un borrador de su tercer Evaluación Climática Nacional. El informe confirmó que existen “pruebas irrefutables” de que la temperatura del planeta está aumentando. “Ciertos tipos de fenómenos meteorológicos”, el panel concluyó “se han hecho más frecuentes y/o se han intensificado, incluyendo las olas de calor, las lluvias fuertes y en algunas regiones, las inundaciones y las sequías. El nivel del mar está subiendo, los océanos se están acidificando y los glaciares y el hielo marino del Ártico se están derritiendo”.

Esta evaluación climática nacional llegó tras el anuncio del Centro Nacional de Datos Climáticos de la NOAA que en el 2012 fue el año más cálido registrado en los estados contiguos de EE. UU. El centro también dijo que 11 desastres superaron la marca de mil millones en pérdidas el año pasado. La aseguradora internacional Munich Re ha confirmado el aumento en daños producidos por el clima extremo y añadió que más del 90 por ciento de los costos bajo seguro atribuidos a desastres climáticos alrededor del mundo se originaron en los Estados Unidos en 2012.

La evidencia es irrefutable: los fenómenos meteorológicos están sacudiendo nuestras comunidades y si no frenamos el cambio climático sus efectos crecerán en severidad. Podemos impedir que esto ocurra. Hagamos un llamado al Presidente Obama para que utilice las herramientas a su disposición para combatir el cambio climático al presente, entre estas, adoptar normas más firmes contra la contaminación de centrales eléctricas existentes que queman carbón, la mayor fuente nacional de gases de efecto invernadero.

Esta es el tipo de medidas necesarias para proteger nuestras comunidades de los peores estragos producidos por el clima extremo. Si estas en Estados Unidos, te invitamos a enviar un mensaje pidiéndole al Presidente Obama que limite la contaminación de carbono de las centrales de energía.

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde