skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Leila Monroe

Más de 50,000 tiburones son capturados furtivamente en el golfo de EE. UU., pero hay esperanzas para los superdepredadores

Leila Monroe

29 de Marzo 2011

Enviado por Leila Monroe

Etiquetas:
, , , , , ,

El 16 de marzo, el Washington Post reportó que de los 26 a 73 millones de tiburones capturados cada año por sus aletas, más de 50,000 son cazados furtivamente en territorio estadounidense dentro del golfo de México (esta cifra se basa en un estudio del 2005, por lo que actualmente la cifra debe ser mucho mayor). Los pescadores mexicanos que cazan estos tiburones corren el riesgo de ser capturados y sus embarcaciones confiscadas por la Guardia Costera de los EE. UU. ya que las aletas de tiburón son un producto de mucho valor.

Las aletas obtenidas en México se envían a Asia para ser procesadas y convertidas en sopas que se distribuyen por todo el mercado asiático y a veces terminan de venta en restaurantes y tiendas en los Estados Unidos.

Thumbnail image for Shark fins
Foto por eazy traveler, via Flickr Creative Commons

Fuera del continente asiático, California consta con el mercado más grande de aletas de tiburón donde una gran mayoría de las aletas entra al país por los puertos de Los Ángeles o San Diego. Es terriblemente irónico que tiburones capturados ilegalmente en aguas estadounidenses puedan después venderse legalmente a los consumidores en el mismo país. Aunque esta práctica, que consiste en cortarles las aletas a los tiburones y devolver el resto al mar, debe ser prohibida o controlada en algunas partes, la única manera de ponerle paro a esta insólita y derrochadora practica es prohibiendo la venta, la comercialización o la posesión de aletas de tiburón.

Este propósito tiene la Propuesta de ley AB 376 de California. De acuerdo a China.org, un legislador chino propuso que China también prohíba el comercio de aletas de tiburón. La práctica de solo cortar las aletas ha agotado las poblaciones de tiburones de tal manera que casi una tercera parte de estas poblaciones en mar abierto están en riesgo de extinción. De una manera u otra esto tendrá que parar: ya sea porque no hay más tiburones o porque erradicamos esta insostenible práctica. Con los tiburones cada vez más escasos, no hay tiempo que perder, podemos impedir su extinción antes de que sea demasiado tarde.

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde