skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Dan Lashof

Más allá del petróleo

Dan Lashof

5 de Mayo 2010

Enviado por Dan Lashof

Etiquetas:
, , , , , , , ,

Hace poco tiempo, la petrolera BP se conocía por sus esfuerzos de llamarse “Más allá del petróleo” (“Beyond Petroleum” en inglés). Ahora, BP se conoce por su inhabilidad de contener el flujo tóxico de petróleo crudo que sigue saliendo de su funesta plataforma de perforación en el Golfo de México.

Este desastre nos recuerda trágicamente que la excavación petrolera en mar abierto es sucia y, aún peor, peligrosa. No hay duda de que necesitamos regulaciones más estrictas de dónde y cómo pueden excavar las empresas petroleras. Pero sería un error grave si nuestra respuesta no se extendiera aún más lejos.

Es imperativo que BP frene la fuga de crudo y que sea responsable de pagar todos los daños. Debemos hacer todo lo posible para limpiar el petróleo que ya está matando a animales y plantas y amenaza con devastar nuestra costa. Pero también debemos, por fin, comprometernos a terminar nuestra dependencia de petróleo de una buena vez. Sólo el hacer la transición a fuentes limpias y seguras de energía y dejar de usar el petróleo, podremos asegurar que este tipo de desastre ambiental nunca vuelva a ocurrir.

Todos vemos los daños causados por el petróleo que sigue saliendo del agujero dejado por la explosión en la plataforma de perforación de BP. El petróleo está cubriendo a las aves, matando a las tortugas, diezmando la industria pesquera local y destrozando los ecosistemas pantanosos. Incluso si sería extraído exitosamente por BP y quemado por su energía, el petróleo hubiera sido peligroso para nuestra economía y nuestro ambiente, en la forma de dióxido de carbono.

El dióxido de carbono, el gas producido por la quema de petróleo y otros combustibles fósiles, atrapa la energía en la atmósfera, impulsando cambios en el clima que amenazan con causar la extinción más grande desde la desaparición de los dinosaurios. También podría impulsar aumentos en el nivel del mar que ocasionarían inundaciones y destrozos en los pantanos, a una escala aún más grave que lo causado por la marea negra actual. En los océanos, el dióxido de carbono se convierte en un ácido que podría prevenir que las ostras y los cangrejos produzcan fuertes conchas, necesarias para su sobrevivencia y reproducción.

¿Cómo podemos protegernos del petróleo que infecta a nuestras orillas y del dióxido de carbono que se acumula en la atmósfera?

La solución es implementar límites efectivos para la contaminación del carbono y hacerlos más estrictos cada año hasta que se transforme nuestro sistema de energía.

En el proceso, crearemos millones de empleos de energía limpia que no podrán ser externalizados y así terminaremos nuestra dependencia de petróleo que viene de lugares peligrosos, si sean plataformas petroleras de agua profunda o países hostiles en el Oriente Medio.

Hace un año, la Cámara de Representantes de EE. UU. aprobó la legislación que haría exactamente eso. Pero el Senado sigue parado por el drama político de Washington. Ya es hora de actuar. No podemos correr el riesgo de otro desastre petrolero antes de que decidamos movernos más allá del petróleo.

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde