skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Adrianna Quintero

Linda Greer: ¡Allons! Post París

Adrianna Quintero

20 de Enero 2016

Enviado por Adrianna Quintero

Etiquetas:
, , , , , , , , , ,

Les comparto este blog de mi colega Linda Greer:

Mucho se ha escrito sobre el papel constructivo que las corporaciones desempeñaron durante las negociaciones sobre el clima, la COP21, en París el mes pasado. Muchas compañías se habían opuesto rotundamente a los esfuerzos previos por negociar un acuerdo, pero en esta ronda, el sector privado mostro más apoyo. Muchas compañías hasta llegaron a la COP con compromisos significativos y específicos para reducir su huella de carbono.

¡Bravo! No solo porque esto redujo la tensión durante las negociaciones al enviar una señal que el bien económico y el bien ambiental pueden ir de la mano. Pero también resaltando que las corporaciones multinacionales pueden jugar un papel importante en lograr reducciones. A diferencia de los gobiernos, cuya autoridad termina en los límites de sus fronteras, las corporaciones multinacionales pueden aprovechar las reducciones a través de decenas de países a la vez, tanto industrializados como en desarrollo, con sus decisiones de compra.

El dicho, "lo que el comprador quiere, lo obtiene" se escucha decir una y otra vez en las fábricas en China, y ahora muchos compradores quieren productos que no aumenten la contaminación de carbono. Asi que, "Allons!" como dirían los franceses (¡Vamos!).

Para maximizar el potencial de reducciones es importante que las corporaciones se enfoquen en las áreas de mayor impacto, su cadena de suministro. Hasta la fecha, demasiadas compañías se enfocan solo en el carbono que emiten sus oficinas corporativas y sitios comerciales. Estas son reducciones fáciles pero de poco alcance (conocidas como Scope 1 y Scope 2). Es hora de lograr más. No basta con "poner la casa en orden," el planeta necesita que alcancemos las máximas reducciones posibles. Las cadenas de suministro son las que producen un estimado 70 a 80 por ciento de las emisiones de carbono en las empresas de fabricación y por eso es importante enfocar esfuerzos en este segmento.

Además, hay tantas oportunidades para que los proveedores en el extranjero logren mejoras en la eficiencia de una manera económica.

Clean by design logo.pngEl programa de NRDC, Clean by Design, cuyo objetivo es transformar el teñido y acabado de textiles en la industria de ropa en China, ha encontrado oportunidades para reducir el gasto de energía en cada planta que participa en el programa. En promedio, las fábricas textiles reducen el consumo de energía en 6.5 por ciento y ahorran $440.000 al año con proyectos que se pagan por si solos en menos de un año. Esas si son reducciones de carbono que favorecen a los negocios.

Los impactos de cadena de suministro recibieron una atención sin precedente por varios grupos importantes en París. El Carbon Disclosure Project (CDP) lanzó una iniciativa de cadena de suministro durante la cumbre. Este proyecto resalta la gran necesidad de un cambio en el enfoque empresarial. CDP reclutó a 75 compañías para formar parte de una iniciativa de cadena de suministro y estima que sus acciones reducirán un total de 60 millones de toneladas de carbón para 2020.

Similarmente, We Mean Business, una coalición de más de 500 empresas e inversionistas fundada para realzar las ambiciones corporativas para instalar metas y encaminar la acción climática, ofreció siete clases de compromisos para dirigir la actividad de sus miembros, incluyendo reducciones en la cadena de suministro. Aquellas empresas cuyas emisiones de la cadena de abastecimiento cubren una parte significativa de las emisiones totales se les animó reducir sus emisiones en este plano y revelar sus inventarios de gases de efecto invernadero cada año.

Esperamos que estas compañías, cuya huella de carbono inculpa un vasto porcentaje a los proveedores, enfoquen sus esfuerzos en esta área.

Aquí en EE.UU., el gobierno de Obama movilizó exitosamente más de 150 compromisos corporativos sobre el clima para la cumbre en Paris, creando una coalición de los dispuestos, por así decirlo, quienes fueron invitados a comprometerse con lo que pudieran.

Desafortunadamente, la mayoría de las empresas no le dieron al clavo con compromisos de cadena de suministros. Algunas, como Apple, que hacen buen trabajo con sus proveedores en China, no se comprometieron a nada en esta área. En vez, sus compromisos solo tratan con el uso de energía renovable en sus instalaciones corporativas, centros de datos, y tiendas. ¿Qué es eso Apple?

Hewlett Packard se comprometió en mejorar su cadena de suministro, pero solo para proveedores de primer nivel que procesan el montaje final. ¡Por favor! La mayoría de emisiones de carbón no se producen en esas fábricas, se producen en la fabricación de tableros de circuito impreso, las cubiertas, el vidrio, etc.

Sin embargo, si existen ejemplos de liderazgo en combatir el carbono de la cadena de suministro por otras empresas, como Coca Cola y General Mills, quienes se comprometieron a reducciones en toda área de producción, de principio a fin. Contamos con compromisos en la producción de aceite de palma y deforestación de empresas como Hersheys, McDonald's y Cargill, como lo esperábamos, y las tiendas Target, un participante del programa Clean by Design de NRDC, se comprometió a incluir fabricantes de su cadena de suministro.

Wal-Mart, medio misteriosamente, notó que superará su compromiso de 2015 en esta área destacando la importancia de las emisiones por parte de los proveedores. Pero, Wal-Mart, ¿qué harás en los próximos años? No podemos esperar mientras el planeta se derrite.

En total, a pesar de ciertos desafíos, en París se vio un reconocimiento naciente que el sector privado puede desempeñar un papel importante y productivo en reducir las emisiones globales de carbono y un reconocimiento por varias empresas multinacionales en mejorar las emisiones de sus cadenas de abastecimiento, el área de mayores emisiones. Tal como se espera que los países refinen y fortalezcan sus compromisos, las empresas seguramente harán lo mismo. Por lo tanto, es grandioso tener tantas empresas de Fortune 500 listas para combatir el cambio climático. Esperamos un 2016 más limpio y saludable con toda su ayuda.

Lee otros blogs de Linda Greer aquí.

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde