skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Amanda Maxwell

La energía renovable avanza en Chile

Amanda Maxwell

25 de Octubre 2012

Enviado por Amanda Maxwell

Etiquetas:
, , , , , , ,

Las tecnologías de energía limpia y sostenible como la energía eólica, solar y geotérmica están en auge en Chile. El Centro de Energías Renovables de Chile acaba de publicar su informe mensual sobre el estado de los proyectos de energía renovable no-convencional*, y el informe demuestra que existen muchos más proyectos de  generación renovable de lo que se esperaba hace unos cuantos años: 5.177 MW ya han sido aprobados y 3.660 MW adicionales están bajo evaluación ambiental. Es evidente que el sector privado siente gran confianza en este sector, a pesar de que  el gobierno ha decido quitar su apoyo a un proyecto de ley cuya meta es producir 20 por ciento de la generación nacional de energía con fuentes renovables para el 2020. Cuando se considera  estos recientes datos sobre proyectos renovables junto con el potencial para la eficiencia energética y las expectativas para el gas natural licuado (GNL), es evidente que simplemente no hay necesidad de construir nuevas centrales masivas de energía convencional, como HidroAysén.

El  informe del centro incluye datos sobre proyectos de energía renovable actualizados hasta septiembre 2012. Estos datos indican que hay:

  • 878 MW ya en funcionamiento - en su mayoría  de energía  de biomasa, mini-hidráulica y eólica, con 1 MW de energía solar;
  •  264 MW en construcción - mini-hidráulica, eólica, biomasa y 3,9 MW de energía solar;
  • 5.177 MW aprobados pero aún no en construcción - 4.903 MW son a base de energía eólica y solar, y
  •  3.660 MW bajo evaluación ambiental - de nuevo, la mayoría son proyectos de energía eólica y solar, es decir 3.463 MW.

Esto equivale un total de hasta 9.979 MW de proyectos de energía renovable que ya están en operación o en preparación.

Estas cifras superan proyecciones recientes para las energías renovables. Hace tres años, un estudio técnico evaluó la "necesidad" de construir los 2.750 MW que propone HidroAysén. El estudio analizó  la capacidad total de proyectos de energía renovable en planificación y esperados para  el 2025. Los autores proyectaron que para el 2025 existirá 3.041 MW de capacidad instalada de energía renovable. En abril de 2011, los mismos autores publicaron una actualización del estudio con datos más recientes, y presentaron dos proyecciones nuevas para la matriz energética que Chile podría tener en 2025, en el escenario "Business as Usual", la capacidad instalada de energías renovables era 4.611 MW, y en el escenario "Verde", era 6.316 MW. Ambos escenarios son impresionantes, y sin embargo ambos son significativamente inferiores al total de 9.979 MW que ahora indica el último informe del Centro de Energías Renovables.

También es importante notar que casi todos los proyectos de energías renovables no convencionales se planean cerca de las dos principales redes eléctricas de Chile  - el SIC y el SING -  donde se espera  el mayor aumento en demanda energética.

  • El SIC, la red central, abarca a más del 90 por ciento de la población chilena y cuenta con alrededor del 74 por ciento de la capacidad instalada. De los proyectos de energía renovable que han sido aprobados y están bajo evaluación, 4.323 MW se planean para el SIC.
  • El SING, la rede del norte, aporta alrededor del 26 por ciento de la capacidad instalada nacional, y abastece a la mayoría  de la industria minera, cuya creciente demanda energética  es razón de tanta preocupación. De los proyectos de energías renovables que han sido aprobados y que están bajo evaluación, 4.510 MW son en el SING.

La proximidad de estos nuevos proyectos de energía renovable a los centros de demanda eléctrica es una característica esencial que hace que su conexión a la red de transmisión sea menos difícil y menos costosa que, por ejemplo, la conexión de las represas de HidroAysén en la Patagonia que se ubicarían a cientos de kilómetros de distancia de la red eléctrica.

Por supuesto, no todos estos proyectos se construirán. Obstáculos como la falta de permisos y  financiación pueden impedir la construcción de algunos. Pero si tan sólo dos tercios logran entrar en funcionamiento,  sería más o menos 6.650 MW de capacidad de energía renovable, o casi un tercio del total de 20.000 MW que el gobierno dice que el país requerirá en 2020. Esto, por cierto, es una cantidad mayor al proyecto "20 por ciento en 2020" al cual el gobierno ha quitado apoyo.

Otra noticia también merece atención: las nuevas estimaciones de crecimiento de GNL en Chile también son más altas que nunca. El GNL ya abastece el 23 por ciento de las necesidades eléctricas del país, y gracias  a unos US$ 4,5 mil millones de inversión en nuevos proyectos, representantes del gobierno y de la industria dicen que el LNG suministrará una tercera parte de la electricidad del país para el 2020.

Es evidente que la preocupación de que Chile no podrá abastecer la creciente demanda energética en el futuro no es un problema de falta de potencial de generación. El problema es muy distinto: el gobierno debe asegurarse de que la red eléctrica puede manejar la nueva generación que se necesita. Daniel Salazar, Director Ejecutivo del centro de despacho del SING, declaró recientemente que aunque miles de megavatios de energía renovable se proponen para el SING, en la actualidad la red sólo puede aguantar 750 MW adicionales de energía eólica y solar. Sería muy lamentable que la única razón por la cual  la energía solar, eólica, geotérmica y otros proyectos de energía renovable no se conviertan en realidad sea la falta de capacidad  de la infraestructura nacional. Pero la solución no es retroceder de las metas de energía renovable. El gobierno se equivocó al quitar su apoyo al objetivo de 20 por ciento en 2020 -  una meta que el reciente informe mensual indica es bastante factible. En lugar de echar marcha atrás, la prioridad del gobierno debería  ser mejorar, reforzar y modernizar la red a fin de que esta impresionante cantidad de energía limpia y sostenible pueda contribuir al futuro de Chile.

 * En Chile, la frase "energía renovable no convencional" excluye a la energía hidroeléctrica grande. Las grandes hidroeléctricas se consideran "energía convencional", junto con la generación con combustibles fósil. Yo utilizo "renovables", "energía renovable" y "energía renovable no convencional" de manera intercambiable, pero siempre con la intención de excluir a las grandes centrales hidroeléctricas.

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde