skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Amanda Maxwell

La encíclica del Papa Francisco toca la fibra sensible en Latino América

Amanda Maxwell

23 de Junio 2015

Enviado por Amanda Maxwell

Etiquetas:
, , , , , , ,

"El cambio climático es un problema global con graves dimensiones ambientales, sociales, económicas, distributivas y políticas, y plantea uno de los principales desafíos actuales para la humanidad. Los peores impactos probablemente recaerán en las próximas décadas sobre los paí­ses en desarrollo."

Con estas palabras, el Papa Francisco - líder de acerca de 1.2 mil millones de personas católicas - hizo concreto y público el posicionamiento de la iglesia con respeto al cambio climático, la contaminación ambiental, la humanidad y el futuro del planeta. Después de revisar los datos y la información de varios expertos y científicos, y la relación histórica entre la doctrina de su propia iglesia y el medio ambiente, el papa llegó a conclusiones fuertes: que las actividades del ser humano está afectando dramáticamente el clima y recursos naturales de "la casa común," en detrimento de las personas más pobres del planeta, y que es la responsabilidad moral de todos el buscar y crear soluciones. Para mucha gente, estas deducciones no son nuevas, y de hecho bastante obvias - por ejemplo, en comunidades ya familiarizadas con la sequía y la falta de agua potable, con tormentas feroces e inundaciones extraordinarias, con la falta de comida y la abundancia de contaminación atmosférica.

Para distintos líderes en Latinoamérica -- donde muchos de los peores efectos del cambio climático ya son evidentes--este mensaje tocó una fibra sensible, y sus respuestas a la encíclica demuestran apoyo fuerte, subrayando la urgencia de la situación. Aquí intento revisar algunos de las reacciones más notables de la región, pero sin duda este resumen está lejos de estar completo:

El Presidente de Ecuador, Rafael Correa, y su gobierno demostraron su acuerdo con la encíclica "verde" por el énfasis en la desigualdad mundial, y en la conexión entre el medio ambiente con la pobreza. El presidente llamó al documento "impresionante", y manifestó su entusiasmo por la visita pronta del papa a Ecuador, en julio.

En Colombia, el Presidente Juan Manuel Santos, dijo que el mensaje de la encíclica tiene afinidad con los esfuerzos del gobierno para llegar a un acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Según Santos, la vulnerabilidad del país al calentamiento global se ve agravado por la guerrilla. Al mismo tiempo, el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo, expresó su alegría con el reconocimiento del papa del rol crítico de la Amazonía como el pulmón del mundo.

El gobierno de Bolivia, a través de Alfredo Rada, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, aseguró que las palabras del Papa Francisco también están en línea con el enfoque del Presidente Morales, quien ha descrito en varios foros internacionales su opinión que países desarrollados deben pagar su "deuda climática" a aquellos en desarrollo. El papa también visitará a Bolivia en julio.

El senador brasileño, Jorge Viana, habló de su conformidad con los mensajes claves de la encíclica y expresó su esperanza que el documentó podría inspirar un acuerdo climático global durante la cumbre sobre el clima (COP) en Paris a finales de este año. Específicamente, el senador opinó que los países desarrollados deben contribuir más a las soluciones que los países en desarrollo.

En adición, líderes de la iglesia católica en la región manifestaron su apoyo al papa. En México, un grupo de obispos mexicanos y estadounidenses manifestaron su apoyo a la encíclica, con enfoque particular en la necesidad de resolver la situación en ambos lados de la frontera, en vista al hecho de que los impactos del cambio climático no reconocen fronteras políticas. En Honduras, el cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga admiró la llamada del Papa Francisco para un "otro estilo de vida" en el que la gente opte por limitar "al máximo el uso de recursos no renovables, moderar el consumo, maximizar la eficiencia del aprovechamiento, reutilizar y reciclar." El cardenal Leopoldo Brenes de Nicaragua se comprometió a distribuir el documento "a nivel nacional."

Es evidente que la encíclica verde del Papa Francisco llegó en un momento oportuno, cuando varios líderes de distintos países de América Latina--todos vulnerables a los impactos del cambio climático, pero en maneras diferentes--pueden concordar con los mensajes fundamentales por razones propias. El papa ve el cambio climático como el desafío común para toda la humanidad-- "urgente e imperioso"--y, por lo tanto, la obligación de superarlo también es común para todos. Es necesario, entonces, que los líderes de los países de Latino América y el resto del mundo se comprometan con metas, políticas y acuerdos climáticos ambiciosos en los próximos meses y durante el COP en Paris.

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde