skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Perfil: Jacob Scherr

Biografía

Jacob Scherr

Durante mi carrera aquí con NRDC, he tenido la oportunidad de trabajar en toda la gama de problemas ambientales globales, desde el invierno nuclear y el calentamiento global hasta la protección de las ballenas y los bosques tropicales. Estoy muy orgulloso de los logros que hemos obtenido.

En los años 70, detuvimos el transporte de pesticidas a clientes en otros países que ignoraban que su uso estaba prohibido. En los años 80, detuvimos la producción doméstica del plutonio para las armas nucleares y forzamos la limpieza de nuestro establecimiento masivo de armas nucleares, el esfuerzo más grande de remediación ambiental hasta el día de hoy. En los años 90, pusimos en marcha el retiro de la gasolina plomada en más de 50 países. También iniciamos los esfuerzos de NRDC para combatir el calentamiento global, que ahora es una de nuestras prioridades más importantes. En el 2000, logramos proteger la Laguna San Ignacio, el último lugar prístino en que se reproducen las ballenas grises. Este triunfo fue el ímpetu por nuestra Iniciativa de BioGemas, de la cual soy director.

Cuando no estoy intentando salvar al planeta, disfruto de la vida en Washington con mi familia y mis amigos. Mi esposa Carole y yo ahora tenemos el nido vacío. Mi hija trabaja en Chicago con la intención de volver algún día a Italia, donde paso su tercer año de universidad. Mi hijo está en su cuarto año en la Universidad de Vermont, y hace una pasantía con Native Energy. Me gusta el ciclismo, el esquí y la fotografía.

Raíces en:

Baltimore, Maryland

Lugar favorito:

Nuestra Iniciativa de BioGemas aborda la protección de lugares naturales especiales en peligro en el continente Americano. En este momento mi enfoque es proteger la Patagonia Chilena.

Porque te interesa el medio ambiente:

El planeta es importante porque nosotros somos importantes. Me da risa cuando algunos hablan del medio ambiente como si existiera de forma separada y alejada a nosotros. De hecho, es donde vivimos. Si el planeta se destruye o se degrada, lo mismo le ocurrirá a nuestra salud y nuestro bienestar. Por muchos años, me ha preocupado el estado en que les heredo el mundo a mis hijos. Como muchos otros padres, he hecho todo lo posible por asegurar que obtengan las mismas o mayores oportunidades que yo he gozado, incluyendo un ambiente natural saludable y seguro. Tengo esperanzas de que tengamos éxito en proteger nuestro hogar planetario.

Mensajes recientes del blog

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde