skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Juan Declet-Barreto

Profesionales de salud hispanos analizan los efectos del clima en la salud de nuestra comunidad

Juan Declet-Barreto

29 de Septiembre 2015

Enviado por Juan Declet-Barreto

Etiquetas:
, , ,

Profesionales hispanos de la salud y defensores de la salud comunitaria se están dando cuenta de los efectos dañinos que el cambio climático ya está teniendo en la salud humana y ambiental de nuestra comunidad. Los hispanos están más expuestos a las olas de calor y al calor excesivo de las islas de calor urbano, por ejemplo, porque la mayoría vive en ciudades, donde también están expuestos al polen de la ambrosía y al smog de ozono que los hace respirar con dificultad. Aunque la población latina es, en su mayoría, urbana, los latinos constituyen el 77 por ciento de todos los trabajadores agrícolas de Estados Unidos, y uno de cada tres latinos no tiene seguro médico, aun siendo empleado a tiempo completo. El cambio climático está empeorando las desigualdades médicas ya existentes, que se deben en parte a la pobreza y a las bajas tasas de seguro médico entre la población hispana.

La Asociación Nacional de Médicos Hispanos (NHMA, por sus siglas en inglés), está consciente de que este es el momento para tomar medidas con relación al clima y a la salud, y como parte de su celebración del Mes de la Herencia Hispana, reúne a profesionales médicos, estudiantes, funcionarios públicos y líderes de la comunidad local en el campo de la salud para analizar los problemas médicos que están surgiendo y que afectan a la comunidad hispana. Este año, la salud ambiental es un tema importante dentro de sus actividades. Tuve el honor de participar en un panel titulado El cambio climático y sus efectos en la salud de los hispanos, en el cual me uní a médicos y profesionales del medio ambiente para compartir hallazgos de la ciencia climática y médica que inequívocamente establecen una conexión entre las amenazas a la salud causadas por el cambio climático y nuestra ya sobrecargada comunidad. Por ejemplo, la Dra. Laura Anderko, profesora de enfermería en la Universidad de Georgetown, explicó que los niños hispanos son casi dos veces más propensos a ser hospitalizados por asma que los niños blancos no latinos, y que los niños latinos son un 40 por ciento más propensos a morir de asma que los blancos no latinos. El Dr. Alfred Bartlett, de Physicians for Social Responsibility (Médicos por la Responsabilidad Social), nos recordó que "las comunidades de bajos ingresos y las minorías sufren más efectos negativos de la producción y del uso de la energía", ya que frecuentemente las comunidades hispanas no solo tienen las centrales eléctricas justamente en sus barrios, sino que también gastan una gran cantidad de sus ingresos en electricidad, son más propensas a que se les interrumpa el servicio eléctrico por falta de pago, y tienen menos acceso a mejoras de la eficiencia energética debido a que constituyen un menor porcentaje de propietarios de viviendas.

Climate change is a matter of energy justice - Or,

Tuve la oportunidad de recordarle al público, compuesto de profesionales médicos y estudiantes, de la Universidad George Washington, donde se llevó a cabo el panel, que existe una "disparidad climática", o sea, una crisis climática que les impone una carga a las personas pobres y de color, y las afecta de manera desproporcionada y desigual. La comunidad médica hispana está cada vez más consciente de esta disparidad, y exige que se tomen medidas con relación al carbono y a otros contaminantes que están afectando de manera desproporcionada a las poblaciones más vulnerables. Como señaló el Dr. Bartlett, los principios de honestidad y ética que caracterizan a los profesionales médicos hacen de ellos los mensajeros más confiables en los ojos del público. Esta confianza va mucho más allá de asuntos médicos, y llega a los muy apremiantes efectos del cambio climático a los que se enfrenta la comunidad hispana.

Afortunadamente, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) acaba de terminar un plan para imponer límites en los niveles de contaminación por carbono que se emite de las centrales eléctricas. Además de buscar una reducción en la contaminación por carbono, se espera que otros peligrosos contaminantes emitidos por centrales eléctricas, como la materia particulada, el plomo, el mercurio, y los precursores del ozono, como los compuestos orgánicos volátiles y óxidos de nitrógeno, también se reduzcan como resultado del Plan de Energía Limpia de la EPA. La EPA también propone límites en las emisiones de metano, un incoloro, pero potente gas que es 80 veces superior al dióxido de carbono.

El NRDC felicita a la NHMA y a la comunidad médica hispana en general por reconocer este problema, y les exhortamos a que exijan normas estrictas para proteger a nuestra comunidad de aquellos peligrosos contaminantes que causan el cambio climático. Tal y como dijo la Dra. Anderko, "el cambio climático es un asunto de salud".

Expresa tu apoyo a la implementación de normas estrictas con relación al carbono y al metano.

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde