skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Frances Beinecke

Ganadores del Premio Nobel rechazan el oleoducto Keystone XL y el petróleo de arenas bituminosas

Frances Beinecke

30 de Septiembre 2011

Enviado por Frances Beinecke

Etiquetas:
, , , , , , , , , ,

Recientemente nueve ganadores del Premio Nobel de la Paz escribieron una carta al presidente Obama sugiriéndole que rechace la propuesta del oleoducto Keystone XL que llevaría petróleo de arenas bituminosas en Alberta hasta Texas.

NRDC y la Iniciativa de las Mujeres Premio Nobel (Nobel Women’s Initiative) publicaron colectivamente un anuncio en el diario Washington Post con la carta escrita por los Laureados, emitiendo un mensaje poderoso.

Desmund Tutu

El grupo incluye a su santidad el Dalai Lama, el arzobispo Desmond Tutu  y Jody Williams, una activista americana. Cada uno de estos líderes condena el desarrollo del oleoducto porque amenaza a las comunidades, al acuífero de Ogallala (el cual atravesaría) y por su efecto sobre el cambio climático.

Los Laureados escribieron lo siguiente al presidente Obama:
"… entendemos que la extracción superficial de las arenas bituminosas bajo los bosques boreales de Alberta y el transporte de miles de barriles de petróleo al día desde Canadá hasta Texas, no sólo perjudicará a los estadounidenses, sino que también pondrá en peligro a todo el planeta. Después de los campos petroleros de Arabia Saudita, el pleno desarrollo de las arenas bituminosas de Alberta creará la segunda mayor fuente de gases de efecto invernadero. "

De hecho, la producción de arenas bituminosas genera tres veces más gases de efecto invernadero que el petróleo convencional. Esta cifra ni siquiera toma en cuenta el combustible usado por los automóviles.

Introduciendo más de este combustible fósil sucio a los Estados Unidos beneficiará a las empresas petroleras  pero no mejorará la perspectiva de energía en nuestro país.

Mientras tanto, el Departamento de Estado está consultando con agencias y el público para determinar si la tubería realmente beneficia los intereses nacionales de Estados Unidos. Sin embargo, dudas sobre cómo construir tuberías seguras, proveer rutas alternativas en vez de cruzar el acuífero de Ogallala y la importancia de la justicia ambiental siguen siendo temas ausentes en la conversación.

No hay necesidad de acelerar la decisión de este oleoducto. La Administración debe tener toda la información necesaria antes de que se haga una determinación final.

La Administración ha tomado unas decisiones recientes de retractar reglas de contaminación y de posponer normas para reducir las emisiones de carbono causadas por centrales eléctricas – y estas han sido muy decepcionantes; además resultará en graves amenazas a nuestra salud. El oleoducto Keystone XL ofrece una vez más una oportunidad para ver si el  presidente guardará su promesa de proteger al país y de los efectos del cambio climático.

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde