skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Juan Declet-Barreto

El cambio climático amenaza la salud en EE. UU. pero el Plan de Energía Limpia puede protegernos

Juan Declet-Barreto

28 de Febrero 2015

Enviado por Juan Declet-Barreto

Etiquetas:
, , , , ,

Las emisiones de carbono que causan el cambio climático amenazan nuestra salud provocando olas de calor más frecuentes e incrementando el riesgo de enfermedades infecciosas. Aunque todos los estados de los Estados Unidos se ven afectados por las consecuencias del cambio climático y las peligrosas emisiones de carbono, en esta nota me enfocaré en los impactos de estos en las regiones al noreste, sureste y al centro de EE.UU.

NRDC recién publicó una serie de informes que resumen los efectos del cambio climático en la salud en Illinois, Iowa, Michigan, Missouri, Ohio, Pennsylvania, y Virginia. Estos estados representan zonas en el país donde peligra la salud debido a cambios en los sistemas climáticos por las emisiones de carbono, entre los cuales se encuentran:

  • El aumento en la intensidad y frecuencia de las olas de calor y los días de calor extremo
  • Las concentraciones peligrosas de materia particulada (PM) y smog
  • Las concentraciones elevadas de polen y los riesgos alergénicos que estas conllevan
  • El incremento en la frecuencia de inundaciones y tormentas violentas
  • La propagación de enfermedades infecciosas transmitidas por insectos

¿Cómo afecta la salud el cambio climático en estos estados? La intensidad y frecuencia de las olas de calor y días de calor extremo, por ejemplo, provocan más muertes y visitas a los hospitales por toda clase de males que requieren hospitalización, especialmente: el estrés calórico, la insolación, la desmejora en personas con enfermedades cardiovasculares y renales, entre otras. En el peor de los casos, bajo un aumento de emisiones de carbono, se proyecta que la olas de calor anómalas de 1980 (la cual afectó partes del sudoeste y las llanuras del sur y sureste) y 2011 (en las llanuras del sur y medio oeste) se vuelvan fenómenos habituales.

El aumento en las partículas pequeñas (que se alojan en los pulmones) y las concentraciones de smog empeoran el asma y las enfermedades respiratorias. Esto es preocupante porque muchos condados en estos estados ya sobrepasan los niveles saludables según la EPA. Del mismo modo, un ambiente más cálido aumenta la extensión geográfica de ciertas plantas que producen polen, y nos expone a altas concentraciones de polen que empeoran los síntomas alérgicos y provocan ataques de asma.

De la misma forma, se ha notado un aumento en frecuencia y magnitud de la precipitación extrema y se proyecta que aumente según proyecciones climáticas que contemplan altas cantidades de emisiones de carbono. El sistema combinado de aguas residuales y pluviales utilizado en ciudades en estados como Illinois, Iowa y Pennsylvania puede desbordarse durante las tormentas y causar inundaciones, así como también provocar contaminación del agua y brotes de enfermedades.

Las enfermedades transmitidas por insectos tales como el virus del Nilo Occidental y la enfermedad de Lyme también se producen con mayor frecuencia en estos estados. El aumento en precipitación y humedad, así como patrones climáticos erráticos en estas regiones crean hábitats ideales para los mosquitos y garrapatas que transmiten enfermedades. La investigación demuestra que las medidas de salud pública tanto como reducir la población de insectos pueden mermar nuestra exposición, pero de todos modos es necesario reducir las emisiones de carbono que contribuyen a la proliferación de portadores de enfermedades.

En estos estados y en otros a través del noreste, sureste y al centro del país residen personas vulnerables a todos estos riesgos de salud. En todos los estados viven niños, ancianos, gente con bajos ingresos, y personas cuyos sistemas inmunológicos están debilitados o poseen fisiologías sensibles. Muchos de estos no tienen acceso a servicios de salud, los cual magnifica su vulnerabilidad a los riesgos relacionados con el clima. La población de edad avanzada (mayores de 65 años) preocupa debido a su crecimiento entre 2000 y 2010 en los estados mencionados. Mientras que Pennsylvania, Iowa, Illinois y Ohio han experimentado leves aumentos en la población de la tercera edad (2.1, 3.8 y 7.6 por ciento respectivamente) otros estados como Missouri (11.0), Michigan (11.7) y Virginia (23.3) han visto un aumento más dramático[i]. Esto sugiere que sin medidas enérgicas para frenar la contaminación de carbono, más personas entre las poblaciones vulnerables sufrirán los efectos adversos a la salud bajo un clima cambiante.

Los límites de contaminación de carbono pueden ayudar a frenar la contaminación de carbono, el principal responsable del cambio climático global. Tenemos la obligación de proteger la salud de todos y la de los más vulnerables en especial.

Aprende más acerca del Plan de Energía Limpia: http://www.nrdc.org/health/clean-power-plan-states.asp

[i] U.S. Census Bureau. 2011. 2010 Census Briefs: The Older Population:Table 2. Population 65 Years and Older and Population 85 Years and Older for the United States, Regions, and States, and for Puerto Rico: 2000 and 2010. Available at http://www.census.gov/prod/cen2010/briefs/c2010br-09.pdf

Lee otros blogs de Juan Declet-Barreto aquí

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde