skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Peter Lehner

Controlando el desperdicio de comida en casa

Peter Lehner

23 de Agosto 2012

Enviado por Peter Lehner

Etiquetas:
, , , , , , , ,

En ingles: http://switchboard.nrdc.org/blogs/plehner/tackling_food_waste_at_home.html

Desde pequeños nos han dicho que desperdiciar comida es malo, pero aún lo hacemos. Compramos comida que no tenemos tiempo para cocinar. Nos olvidamos comernos las sobras que quedan en el refrigerador. Botamos comida con un día de caducada asumiendo que es peligroso comérsela.

Tenemos las mejores intenciones, pero con poco que desperdiciemos entre todos, estos desperdicios crecen en cantidades. Los estadounidenses, por lo general, desperdiciamos unas 23 libras de comida, en perfectas condiciones, por persona, al mes. Y eso no incluye la comida que consumimos. En términos económicos, el desperdicio de una familia de cuatro personas equivale a tirar entre $114 y $190 a la basura cada mes. Sin duda nos merecemos un regaño de mamá por este desperdicio especialmente ya que es el doble de lo que se desperdiciaba en 1970.
iStock_11900353_Spoiled food.JPGSacrificamos tiempo y esfuerzo en comprarla, llevarla a casa, tal vez hasta cocinarla y ni siquiera la probamos. Limitar este desperdicio nos ahorraría tiempo y dinero.

Un nuevo informe publicado el 21 de agosto por NRDC, Wasted: How America Is Losing Up to 40 Percent of Its Food from Farm to Fork to Landfill (sobre cómo EE. UU. está desperdiciando hasta un 40 por ciento de los alimentos que produce), explica algunas de las razones más comunes por las cuales nuestros alimentos se desperdician.

Los alimentos se pueden echar a perder cuando:

  • no se almacenan correctamente;
  • son olvidados en la nevera;
  • tememos que se han dañado debido a las fechas de vencimiento;
  • compramos o cocinamos demasiado

Muchas veces simplemente cocinamos demasiado. Las porciones de cocina han aumentado con el transcurso de los años y estas grandes porciones tienden a convertirse en sobras. El laboratorio Cornell Food and Brand informa que las porciones en el libro de cocina The Joy of Cooking (El Gozo de Cocinar) han aumentado por un 33,2 por ciento desde 1996. Una receta que antes se utilizaba para “servir 10” porciones ahora solo “sirve 7” porciones o las cantidades de los ingredientes han aumentado para el mismo número de porciones.

Seguir ciertos consejos simples puede ayudar a ahorrar dinero y reducir la cantidad de comida que se desperdicia en el hogar:

  1. Traza un plan de comidas para la semana y compra solo que vas a cocinar.
  2. Haz una lista de compras y adhiere a ella.
  3. Revisa tu despensa antes de irte de compras para evitar duplicar provisiones.
  4. Entiende que en muchos productos, la fecha de vencimiento es solo una recomendación del fabricante sobre la calidad máxima del producto y no un indicador de la seguridad alimentaria. A menudo los alimentos, especialmente los secos, no se arruinan hasta mucho después de la fecha de vencimiento que aparece en el envase. Guíate por tu olfato y el sentido común.

Con solo seguir estos consejos los hogares del Reino Unido pudieron reducir los residuos de alimentos por un 18 por ciento. (Puedes aprender más sobre cómo reducir los desperdicios con material de la campaña nacional Británica, Love Food Hate Waste, o por medio de los datos de NRDC hacienda clic aquí.)

Reducir los desperdicios es beneficial para todos ya que cuando botamos alimentos no sólo despilfarramos comida sino recursos, es decir, todo lo que se usa en producirla: tierra, fertilizantes, agua, papel, plástico, vidrio, además de un 4 por ciento en recursos petrolíferos. Gastamos alrededor de $90 mil millones al año en comida que nunca se consume.  

Los líderes mundiales se preocupan sobre cómo alimentarán al mundo y discuten sobre la necesidad de incrementar la producción de alimentos. Empecemos por asegurarnos de no desperdiciar lo que producimos ahora.

Este escrito es parte de una serie que intenta destacar personas, pueblos, empresas e industrias que están encontrando formas innovadoras de reducir el desperdicio, aumentar la eficiencia y ahorrar dinero, tiempo y recursos valiosos.

Léelo en inglés aquí.

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde