skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Evelyn Arevalo

Cocina verde: Inventa y evita el desperdicio

Evelyn Arevalo

20 de Septiembre 2012

Enviado por Evelyn Arevalo

Etiquetas:
, , , , , ,

Una cena en familia es un verdadero regalo. Todos compartimos, comemos y más que nada volvemos a conectarnos con ese amor familiar. Incluso cuando comemos solos, una buena comida tiene ese poder especial de transportarnos a un lugar especial. Y cada receta tiene su propia magia.

Pero hoy en día todos vivimos a la carrera. Entre el trabajo, la familia y el hogar, no nos queda tiempo para nada. Por eso cuando cocino me gusta buscar platos sencillos. Especialmente aquellos platos que puedes reinventar más de una vez.

Una simple pechuga de pollo asado se puede transformar en unas deliciosas fajitas, tacos dorados o un par de enchiladas por la noche, egg foo yung al día siguiente. De estos "sobrados" salen unos platos iguales de ricos y algunas veces hasta mejores que el original.

De cualquier manera, muchos de los ingredientes en nuestra nevera tienen el potencial de transformarse en un plato fantástico así que no lo botes, ¡inventa!

La Guía de comida de NRDC ofrece pasos sencillos para reducir los residuos de comida y te los proporciono aquí también:

Compra sabiamente—Planea las comidas, usa una lista de compras, compra recipientes a granel y evita las compras impulsivas. No sucumbas a los trucos de mercado que llevan a comprar más alimentos de lo necesario, en particular los que se arruinan pronto.

Compra frutas —No excluyas frutas y verduras porque su tamaño, forma o color no se ven muy apetecibles. Están en perfecto estado, utiliza estos alimentos que de lo contrario se van a perder. Yo siempre ando buscando los plátanos más maduros, entre más oscuros, mejor.

Ponle atención a la fecha de los alimentos— las fechas de vencimiento de los productos alimenticios no están reguladas por el gobierno federal y no indican seguridad, excepto en ciertos alimentos para bebés. Más bien, son las sugerencias del fabricante para la mejor calidad.

Conoce tu refrigerador—Sitios web, tales como http://www.lovefoodhatewaste.com/ te puede ayudar a ser creativo con recetas de cómo usar cualquier alimento que podría dañarse pronto. Uno de mis recursos preferidos es mi mamá, siempre tiene alguna sugerencia.  

Usa el congelador—Los alimentos se pueden guardar en el congelador indefinidamente. Congela los productos frescos y las sobras si no te los podrás comer antes de que se dañen.

Solicita porciones más pequeñas—Los restaurantes a menudo ofrecen medias porciones si las solicitas a precios reducidos.  Claro que algunos lugares exageran sin dar esa opción, pregunta o si ya sabes, puedes optar por compartir el plato entre dos.

Comete las sobras—Pide en el restaurante que te empaquen la comida que ya no te pudiste comer y la disfrutas más tarde. Congélala si la quieres para otro día.

Practica el compostaje—El hacer compostaje de los restos de comida puede reducir tu impacto climático mientras reciclas los nutrientes.

Haz donaciones —algunos alimentos no perecederos pueden ser donados a los bancos locales de alimentos, los comedores populares, las despensas y los refugios. Existen programas locales y nacionales que ofrecen recogerlos y proporcionan contenedores reutilizables a los donantes.

Lo bueno de las recetas es que puedes variarlas y darles tu propio color y sabor, pero lo mejor es que te ayudan a aprovechar la cosecha y a prevenir el desperdicio. Este año nosotros decidimos cambiar un poco los colores en el jardín y sembramos tomatitos cereza color amarillo. Son dulces y absolutamente deliciosos. El color en las recetas resalta divinamente, como en esta:

Ensalada de tomatitos cereza, queso mozzarella y albahaca 

Ingredientes:

  • 1 1/2 tazas de tomatitos cereza (del color que escojas), cortados por la mitad
  • Queso mozzarella en cubitos de 2 pulgadas
  • 8 hojas de albahaca picaditas (o cuantas quieras)

Aderezo: 1 cucharada de aceite de oliva; 1/2 cucharada de vinagre balsámico; 1 cucharadita de mostaza; 1/2 cucharadita de orégano; sal y pimienta al gusto.

Método: pica y mezcla los ingredientes en un recipiente mediano y mezcla los ingredientes del aderezo en una taza aparte. Vierte el aderezo sobre la ensalada y déjalo reposar un rato para que la ensalada se empape de sabor.  Disfruta con saladitas o pan tostado. 

En esta receta, si no tienes mozzarella ni albahaca pero tienes un manojo de berro y un poco de queso feta o fresco, puedes usar estos ingredientes y el resultado será igual de delicioso. Como puedes ver, esta receta fue adaptada de una proporcionada por NRDC como idea para un rico almuerzo. NRDC tiene muchas más recetas y aunque son en inglés, son fáciles de seguir, súper deliciosas y en porciones normales.

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde