skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Carolina Herrera

Ayudando a que las soluciones contra el cambio climático crucen fronteras: EE.UU. debe trabajar con América Latina en asuntos de clima y energía durante los próximos cuatro años

Carolina Herrera

18 de Noviembre 2012

Enviado por Carolina Herrera

Etiquetas:
, , , , ,

Durante la campaña presidencial del 2012 en EE.UU. se predijo que el voto latino desempeñaría un papel esencial, pero esto no significó un mayor enfoque en la región latinoamericana. A pesar de que muchos votantes latinos tienen un fuerte interés en las políticas de EE.UU. hacia América Latina, los dos candidatos a la presidencia en gran medida hicieron caso omiso de la región a lo largo de la campaña. Antes de la elección, algunos analistas incluso llegaron a concluir que la política de EE.UU. hacia Latinoamérica no cambiaría mucho en términos de comercio, seguridad y de otros temas prioritarios para la región independientemente del candidato ganador. Sin embargo, sí hubiera habido una gran diferencia – y no para mejor – en lo relativo al clima y la energía si el contrincante del presidente Obama hubiese ganado.

Durante la campaña, el gobernador Romney se burló del cambio climático - un fenómeno muy real que está teniendo graves consecuencias en América Latina y el Caribe. En Centroamérica, los cambios climáticos ya amenazan el sustento de un millón de agricultores y la producción de dos de los cultivos básicos más importantes de la región. En el Caribe, las pesquerías que proporcionan un 10 por ciento del consumo de proteína de la región también son altamente vulnerables. Mientras tanto, en Sudamérica, el suministro de agua de ciudades enteras como Lima, La Paz y Santiago depende de glaciares que se están rápidamente deshelando. En marcado contraste a su rival, el presidente Obama hizo de la energía limpia una prioridad de su primer mandato y ha prometido hacer más para enfrentar el cambio climático.

Los cambios climáticos que están haciendo estragos en América Latina son impulsados ​​por el uso de fuentes de energía y combustibles contaminantes a lo largo del hemisferio americano. El incremento de la colaboración entre Estados Unidos y  América Latina en los ámbitos de clima y energía, mediante la consolidación de mercados de energía limpia al sur de la frontera estadounidense, es una política que promueve las relaciones regionales y ayuda a combatir el cambio climático. Esta colaboración con los países de América Latina también es importante desde el punto de vista local en Estados Unidos,  donde el número de latinos con derecho al voto está aumentando – en el año 2012 se estimaron 24 millones, 4 millones más que en 2008. Los latinos en Estados Unidos siguen de cerca los temas que les preocupan y aunque la población latina es muy diversa, hay temas que resuenan amplia y profundamente en la comunidad. No es ninguna sorpresa, por supuesto, que la  inmigración, la salud, la educación y el empleo son temas importantes. Pero los latinos de Estados Unidos también quieren que los líderes políticos apoyen  iniciativas de aire limpio y fuentes de energía no contaminantes, en parte porque la comunidad se ve desproporcionadamente afectada por los tóxicos en el aire y el agua. De hecho, latinos en todo EE.UU. ya han pedido que se implementen normas para las centrales eléctricas que ayuden a frenar la contaminación en los EE.UU. y el cambio climático a nivel global.

Muchos votantes latinos también tienen fuertes lazos con América Latina y el Caribe, donde las alteraciones climáticas vinculadas al calentamiento global son cada vez más comunes. Mucho antes de que la súper-tormenta Sandy llegase a las costas estadounidenses, los latinos con amigos y familiares en América Latina sabían de primera mano que el cambio climático no es una broma ni una amenaza lejana, sino un problema de suma gravedad que ya está ocurriendo. Las soluciones necesarias requieren fortalecer la colaboración a lo largo de las Américas.

Durante el primer mandato de Obama EE.UU. tomó algunos pasos para avanzar iniciativas de clima y energía en el hemisferio:

• En la Cumbre de las Américas celebrada en 2009, el presidente Obama invitó a los gobiernos de la región a sumarse a la Alianza de Energía y Clima de las Américas (ECPA, por sus siglas en inglés), para aprovechar el potencial de desarrollo de energía limpia y sostenible en el hemisferio. Las iniciativas bajo ECPA se han enfocado en eficiencia energética, energía renovable, combustibles más limpios y eficientes y mejoras en el acceso a la energía.

•El financiamiento por parte de EE.UU a través del Fondo para Tecnología Limpia ha apoyado inversiones en México que están ayudando a aprovechar el potencial de la energía eólica a gran escala y contribuyendo a transformar el transporte urbano para reducir las emisiones de CO2 de este sector.

• La Iniciativa Conjunta sobre Sostenibilidad Urbana (JIUS, por sus siglas en inglés), establecida en 2011 entre los Estados Unidos y Brasil apoya la inversión en infraestructura urbana sostenible. Al permitir un acercamiento entre los  líderes del gobierno, de la comunidad y de la industria, este esfuerzo pretende ayudar a potenciar la sostenibilidad de los sistemas de agua, energía, transporte y residuos en ciertas ciudades brasileñas.

• Algunos estados de Estados Unidos también han adoptado medidas para fortalecer la cooperación con América Latina. El estado de Massachusetts firmó un memorándum de entendimiento con Chile para impulsar la innovación en tecnologías de energía limpia, redes inteligentes, eficiencia energética y  almacenamiento de energía.

Bajo el nuevo gobierno de Obama, EE.UU. debe aprovechar la oportunidad de mejorar los esfuerzos existentes y formar nuevas alianzas estratégicas sobre el clima y la energía con los gobiernos y las comunidades en Latinoamérica.

En las elecciones de 2012, los latinos en Estados Unidos nuevamente apostaron por Obama. Ahora el presidente tendrá que cumplir con sus promesas y abordar los temas que importan a la comunidad latina – incluyendo el avanzar soluciones al cambio climático dentro de EE.UU y en el extranjero con países de la región. Trabajando en conjunto, EE.UU. y la región de América Latina y el Caribe pueden lograr que el hemisferio avance hacia un crecimiento sustentable basado en la  energía limpia y de bajo carbono.

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde