skip to main content

La Onda Verde de NRDC

Pulso Verde

Frances Beinecke

Altas temperaturas dan fin prematuro a día escolar en Filadelfia y este es sólo el comienzo

Frances Beinecke

1 de Junio 2012

Enviado por Frances Beinecke

Etiquetas:
, , , , , , ,

Lee este blog en ingles: http://switchboard.nrdc.org/blogs/fbeinecke/school_cancelled_in_philadelph.html

Crecí en Nueva Jersey y crié a mis hijas en Nueva York pero durante todos esos años nunca recibí una sola llamada diciéndome que las clases se habían cancelado debido a calor extremo. Las condiciones están cambiando en el noreste.

En por lo menos el segundo año consecutivo, el distrito escolar de Filadelfia anunció un término prematuro del día escolar debido a las altas temperaturas esta semana.  Los funcionarios temen que las altas temperaturas que se esperan sobrepasen los 32°C (90°F). Estos, acompañadas de altos niveles de humedad, podrían crear condiciones inhóspitas que pueden resultar en enfermedades.  

El cuerpo administrativo escolar sabiamente consideró la salud de sus alumnos. Los niños y los ancianos son los más vulnerables a los peligros del calor abrasador, incluyendo erupciones, respiración dificultosa, migrañas, insolación y problemas cardíacos.

¡Ningún padre de familia quiere preocuparse si una clase de educación física resultará en una visita a la sala de urgencias debido al calor!

Pero si el cambio climático sigue elevando las temperaturas más familias enfrentaran estas posibilidades. 

NRDC recientemente publicó un informe donde analizamos estudios científicos y concluimos que habrá unas 33.000 muertes adicionales debido al calor para el año 2050 como resultado del cambio climático en EE. UU. (Aquí puedes ver el mapa que muestra las ciudades más afectadas por las altas temperaturas).

Filadelfia enfrenta un riesgo considerable. Nuestro informe encontró que entre los años 1975 y 1995, la ciudad tuvo un promedio de 6 días de calor extremo al año. Para el año 2055, ese número se espera aumente pronunciadamente a 54 días al año. Las ramificaciones serían aun menos días escolares, más visitas a salas de urgencias y más muertes.

Tal vez pienses que falta mucho para mediados de siglo pero las temperaturas ya son crueles. No menos de 42 estados tuvieron temperaturas máximas récord en el verano de 2011 y 49 estados tuvieron altas temperaturas récord por la noche. Este año también tuvo un comienzo bastante cálido: este marzo de 2012 fue el más caluroso desde el primero registrado en 1895 y abril de 2012 marcó el final de los 12 meses más cálidos jamás antes vistos en EE. UU.

Los padres podemos tomar medidas para proteger a sus hijos del calor extremo limitando sus actividades y deportes al aire libre durante las horas más cálidas del día, instándoles a quedarse adentro o jugar bajo la sombra, ofrecerles baños de agua helada y manteniéndolos bien hidratados.

Las ciudades también pueden tomar medidas para proteger al público. Filadelfia no se ha limitado sólo a la suspensión de clases cuando sea necesario. La Oficina de Manejo de Emergencias de la ciudad ha preparado un plan para el calor excesivo que guía a las agencias de la ciudad, bomberos, paramédicos y otros durante eventos de calor excesivo.

Sin embargo, la forma más efectiva de protegernos del calor extremo es frenar el cambio climático. Hasta que no reduzcamos la contaminación de carbono que aumenta el calentamiento global, seguiremos enfrentando alzas de temperatura y arriesgando nuestra salud.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) ha propuesto limitar la contaminación de carbono de nuevas centrales de energía. Estas normas ayudarán a EE.UU. a crear centrales que utilicen tecnologías más limpias propias del siglo XXI y reduzcan la amenaza del cambio climático.

Hasta la fecha, más de 1,4 millones de estadounidenses han declarado su apoyo por las normas a la EPA — nunca antes ha recibido la Agencia tanto apoyo por ninguna propuesta.  Si aún no has mostrado tu apoyo por las nuevas normas de EPA, te imploro que lo hagas ahora.

Tu apoyo ahora ayuda a garantizar que nuestros hijos y nietos disfruten los días de verano sin arriesgar su salud en el futuro.

Share | |

Comentarios recientes

re: Las autopistas y los infartos
por Juan Ramón Daza Castañeda
re: HidroAysén y el Estado de Chile: ¿El que paga contamina?
por marisa verjano
re: Las nevadas y el calentamiento global
por Graciela Arriaga Pérez

Feeds: Mantente al día

RSS feed Todos los blogs de Pulso Verde